Newsroom

A Voice for Our Ocean

Conviértase en un héroe del océano aquí en D.C.: Únase al evento insignia Limpieza Costera Internacional de Ocean Conservancy y a la campaña #SuitUptoCleanUp en la Isla Kingman el 15 de septiembre

WASHINGTON, DC – Mientras el Distrito continúa celebrando el Año del Anacostia, los restaurantes del área se unen al creciente movimiento sin pajitas y las noticias de la crisis del plástico en los océanos se producen diariamente, Ocean Conservancy invita a los residentes de D.C. a la campaña #suituptocleanup (vístase para limpiar) la Isla Kingman en su evento insignia de Limpieza Costera Internacional (International Coastal Cleanup, ICC) el 15 de septiembre. Más de 500 voluntarios asistieron a la limpieza del año pasado para recoger casi 2.000 kilos de basura, y las primeras cifras indican que la participación será incluso mayor este año.

“Desde el hecho de restringir el uso de pajitas hasta filmaciones virales de basura oceánica que las olas arrastran hacia las playas en todo el mundo, las personas están prestando atención al problema del plástico en los océanos y quieren tomar medidas”, afirmó Emily Woglom, vicepresidenta ejecutiva de Ocean Conservancy. “Es cierto que D.C. no está en la costa, pero el río Anacostia está a solo 160 kilómetros del Atlántico y la basura viaja. Es por ello que estamos animando a todos nuestros vecinos a que se pongan sus mejores galas para estar al aire libre y que se unan a la campaña #suituptocleanup la Isla Kingman”.

La recién lanzada campaña #suituptocleanup de Ocean Conservancy captura las maravillas y fantasías del océano a través de imágenes coloridas, y exhorta a la gente de todo el mundo a vestirse e ir a su playa o vía fluvial local como parte de la 33.ª Limpieza Costera Internacional anual de Ocean Conservancy.

Tal como en años anteriores, el evento insignia en D.C. contará con música en vivo, juegos de césped y un concurso de “hallazgos raros” (en ocasiones anteriores se hallaron, entre otras cosas, una cámara Polaroid, una bola de bolos, una manguera de bomberos y un guante de disfraz de El Increíble Hulk, solo por citar unos pocos). Los voluntarios recibirán camisetas y otros obsequios, y se les proporcionarán guantes, insecticida y protector solar, además de un desayuno ligero y un almuerzo.

Nuevo este año, Ocean Conservancy ha encargado a Environmental Sculptures para que haga una escultura de metal hueco de 2 metros y medio de largo de una tortuga pintada —una especie de tortuga local— y la instale para que contenga y exhiba artículos selectos de basura en la Isla Kingman. La escultura estará de manera permanente en el parque, el cual administra The Living Classrooms Foundation, un asociado de mucho tiempo. También nuevo este año, los voluntarios podrán vestirse con accesorios y disfraces con temática oceánica en nuestra cabina fotográfica.

Lanzada en 1986 en una sola playa de Texas, la ICC ha movilizado a casi 13 millones de voluntarios y ha retirado 125 millones de kilos de basura de las playas y vías fluviales de todo el mundo. Además de la recolección de basura, los voluntarios contribuyen a la base de datos más grande del mundo sobre desechos marinos mediante el registro de cada elemento de basura usando tarjetas de datos de papel o en tiempo real usando la aplicación Clean Swell de Ocean Conservancy. Científicos, investigadores, líderes de la industria y legisladores confían en el Índice de Basura Oceánica de Ocean Conservancy para informar las soluciones de políticas y crear soluciones a la creciente crisis de los plásticos oceánicos.

Cada año, millones de toneladas de basura —incluyendo un estimado de 8 millones de toneladas métricas de desechos plásticos— fluyen hacia el océano, hacen que la vida silvestre se enrede, contaminan las playas e incluso se infiltran en la cadena alimenticia. Debido a que los plásticos nunca se biodegradan completamente, sino que más bien se descomponen en piezas cada vez más pequeñas llamadas microplásticos, se acumulan en el medio marino. Los científicos predicen que sin una acción global concertada, podría haber una tonelada de plástico por cada tres toneladas de peces de aleta en el océano para el año 2025.

“Dada la magnitud del problema, necesitaremos implementar un conjunto de soluciones para detener la marea de plásticos oceánicos, incluyendo la inversión en la recolección y manejo de desechos en zonas geográficas específicas, reduciendo nuestra dependencia de los plásticos de un solo uso y reconsiderando la forma en que producimos y consumimos los productos plásticos”, afirmó Nicholas Mallos, director de Trash Free Seas® de Ocean Conservancy. “Pero limpiar nuestras playas y vías fluviales es una pieza importante de ese rompecabezas, y el río Anacostia —hogar de nuestra ciudad capital— es un gran lugar para hacerlo.”

La Limpieza Costera Internacional en D.C. se lleva a cabo de 9:30 a. m. a 12:30 p. m. el sábado 15 de septiembre. Visite www.DCcoastalcleanup.org para registrarse.

###

Nota para los editores: Los expertos de Ocean Conservancy están disponibles para hacer comentarios. Infografías con datos de la Limpieza Costera Internacional en 2017, publicada en junio, están disponibles aquí.

Ocean Conservancy trabaja para proteger el océano de los mayores desafíos globales de hoy en día. Junto con nuestros socios, creamos soluciones basadas en la ciencia para tener un océano sano, así como vida silvestre y comunidades que dependen de él. Para obtener más información, visite oceanconservancy.org, o síganos en Facebook, Twitter o Instagram.